miércoles, 22 de julio de 2009

nuevos recuerdos ...♥ (capitulo 4)

Pero todavía me quedan muchísimas cosas más por descubrir… Necesitaba saber quién me había echo esto y por qué. Hice un esfuerzo para intentar recordar pero nada, no habían imágenes nuevas en mi cabeza, solamente estaban las que había recordado hace un instante. Eso me llenó de frustración y rabia, los ojos se me inundaron de lágrimas, pero no, no debía llorar, tenía que ser fuerte. Me miré al espejo, mi pelo castaño claro con tonos rubios estaba mojado y caía sobre mis hombros haciendo unos cuantos rizos. Mis ojos color miel algo verdosos estaban hinchados y un poco rojos, pero con maquillaje se arreglaría. Me pinté los ojos del mismo color que la camiseta y que los tacones, me puse un poco de corrector para que no parecieran tan hinchados, me hice la raya y me puse un poco de rimel. En los labios me puse un poco de gloss para que brillaran pero no los recargué demasiado. Decidí dejar el pelo suelto y que se secara al aire. Ya estaba lista ¡! Volví a mi habitación y cogí un bolso, me costó un poco decidirme ya que había demasiados, pero al final cogí uno no muy grande, con una cadena como correa y del mismo tono que la camiseta. Bajé las escaleras, Kelly estaba apoyada en la pared esperándome, parecía un poco impaciente.
- Por fin ¡!
- Perdón…
- Es que me resulta raro, yo siempre soy la que más tarda en arreglarse y todo eso
- Pero es que yo me tuve que cambiar de ropa, ducharme, maquillarme…
- Vale. Qué tal si dejamos de hablar y vamos yendo para el restaurante ¿? Se nos hace tarde
- Vamos.
- Cogemos mi coche ¿?
- Está bien
Uuff, menos mal… Si hubiera dicho vamos en tu coche yo no sabría que responderle… Salimos de la casa y nos dirigimos al coche. Guau ¡! Vaya coche… Era un deportivo plateado, de aspecto bastante caro. Al ver mi cara Kelly se empezó a reír.
- De que te ríes ¿? – le pregunté
- Es que parece la primera vez que ves este coche… Jajaja
- Que te parece si te paras de reír y vamos al restaurante ¿?
- OK. Sube ¡!
Subimos al coche
- Grace, me puedes pasar las gafas de sol ¿? – me preguntó – Están en la guantera
Abrí la guantera y le cogí las gafas, pero dentro no estaban sólo las gafas también había unas fotos. En ellas estábamos Kelly y yo abrazándonos y riendo, parecíamos muy felices
- Grace…
- Ah, sí toma…
- Pero bueno chica, que rara estás ¡!
- Imaginaciones tuyas
Kelly arrancó, en un cuarto de hora llegamos al restaurante. Entramos, por fuera no parecía demasiado lujoso, pero por dentro la cosa cambiaba. Había unas cuántas mesas, todas con manteles blancos, todas estaban ocupadas. Del techo colgaba una lámpara de araña.
- Kelly, dónde se supone que vamos a comer ¿?
- Tranquila – se dirigió al maître – Tengo una reserva a nombre de Kelly Garnet
- Por favor síganme
El maître nos condujo a una terraza, nos sentamos en la mesa y pedimos
- Bueno y qué tal por Nueva York ¿? – me preguntó
Así que me iba a Nueva York…
- Pues muy bien, allí es todo precioso…
- Había muchos chicos guapos ¿?
- Qué ¿?
- Oh, vamos, que estás con Alex no quiere decir que no puedas mirar a los demás… Aunque ya me gustaría a mí tener un novio como Alex…
- Pues mira la próxima vez te vienes conmigo a ver si encuentras novio
- Hecho ¡! – me dijo entusiasmada
- Jajaja… Pareces desesperada…
- Lo estoy. Jajaja...
Aunque no me acordara de Kelly no me costaba mucho hablar con ella, era una chica simpática, normal que fuéramos amigas. La comida la pasamos hablando, cuándo ella me preguntaba algo sobre el viaje yo me ponía un poco nerviosa, pero no creo que se diera cuenta. Después de comer fuimos dar un paseo, fuimos al parque y nos comimos un helado.
- Grace, se hace tarde. Qué te parece si volvemos ¿?
- Sí… Estoy muy cansada
- Vamos
Cuándo volvimos a casa le di a Kelly las buenas noches y me fui a mi habitación. Como pijama me puse unos short y una camisa vieja, me tumbé en la cama y al poco tiempo me dormí… Pero por la noche tuve un sueño muy extraño. Yo estaba en un sitio que me resultaba conocido, pero no podía ver dónde era todo estaba muy borroso, a mi lado había una persona…
- Jack ¡! Apura ¡! Grace y ha llegado ¡!
- Ya voy Thom ¡!
- Grace siéntate – me dijo el que se llamaba Thom
Me desperté en medio de la noche un poco sobresaltada. Quiénes eran Jack y Thom y de donde los conocía ¿?

8 comentarios:

  1. :O Jack y thom me parecen nombres como de mafiosos askhdg Cuidense :L Gracias a San por leer mi historia :L Shaoo

    ResponderEliminar
  2. :O...

    Jack Thom :/...quienes seran

    sigan escribiendo quiero saber que pasaa(I)...esta muy bueno el blog, me encanto, son muy buenas escritoras

    Cuidense...

    Bego!!!

    ResponderEliminar
  3. aaaaaaaaaaa! de verdad me estreesa no saber qe pasa..!!

    PORFA!! sigan escribienndo!

    jajaj shaiitooo(L)
    amo su blog:)

    Piia♥

    ResponderEliminar
  4. ayy quee buena la entrada
    ya quiero saber que pasa!!
    sigan asi me encanta el blog!

    ResponderEliminar
  5. vera tu que esos son los que le quitaron la memory :SS

    ResponderEliminar
  6. Me encanta tu historia es genial espero que sigas subiendo entradas

    ResponderEliminar
  7. me encanta la historia es fantastica

    ResponderEliminar
  8. ola xfa seguid este blog: www.solomeenamoredeti.blogspot.com muy bueno el blog

    ResponderEliminar